El platillo de conejo al ajillo al horno es una receta que aunque o parezca popular data de origen antiguo, por ser una receta culinaria de la abuela que generación tras generación se va heredando y con ello la tradición de conservar con esta y otras comidas la cocina tradicional y clásica de las familias hogareñas.

El conejo al ajillo una recta muy fácil de preparar, de ingredientes sencillos de llevar a la cocina, de un delicioso sabor y de nutrientes inigualables, de un aroma irresistible a los paladares más exigentes; sin duda la mejor opción para llevar a  la mesa a cualquier hora del día, siendo además un plato propicio para deleitar tus invitados en fechas especiales donde un plato de comida será la base de una celebración.

 Ingredientes:

  • 1 conejo entero (sin la cabeza)
  • 8 dientes de ajo
  • 1 vaso de vino blanco
  • Sal y pimienta
  • aceite de oliva
  • Tomillo (opcional)

Modo de preparación.

El primer paso para empezar con la preparación de esta receta  consistirá en despiezar el conejo, tomando la cantidad necesaria para los comensales que degustaran de tu comida.

Si es de tu gusto se deja opcional el hecho de separar la piel de la carne.

Pela los dientes de ajo y pícalos muy finamente.

En una sartén coloca un chorro de aceite de oliva  y ponlo al fuego en temperatura media.

Añade los ajos en el aceite caliente  con una pizca de sal, deja que se cocine a fuego lento, sin dejar que el ajo tome color, en cuanto esté listo retira del fuego y deja reposar sobre un plato.

Posterior en la misma sartén, coloca las piezas del conejo a manera de rodajas, deja freír a fuego medio hasta que la carne se selle debidamente por  6 a 7 minutos, cumplido este tiempo voltea las piezas de conejo por el otro lado para que se sellen en su totalidad por los dos lados.

En el momento que la carne esta dorada coloca sobre las mismas el ajo dejando ene l fuego que se cocine por 20 minutos más.

Una vez dorado coloca sobre las piezas de conejo el vino blanco  para hacer una deliciosa salsa con el aceite aromatizado y los ajos. De manera opcional, podrás espolvorear tomillo. Dejar cocinar un par de minutos más, que se evapore el alcohol y listo.

Emplata decorando el plato con un poco de la salsa, unas hojas pequeñas de perejil y unas cuantas rodajas de tomate.

Compartir

Dejar respuesta