Saltar al contenido
Web de recetas

Albóndigas de pollo en salsa de tomate

Una de las preparaciones más rápidas de hacer y de una delicia increíble son las albóndigas, por eso para esta ocasión traemos albóndigas de pollo en salsa de tomate, una receta muy fácil de hacer y de un sabor que sorprenderá en la mesa de tu hogar.

Para realizar esta receta de cocina solo tendrás que tener a mano unos cuantos ingredientes que no te constaran más, además de un poco de tiempo, sin duda con esta comida lograras atraer a toda la familia a la mesa, con una sonrisa de gratitud al deleitarse con los sabores que tras este lato se esconden.

A continuación los Ingredientes a utilizar y el modo de preparación paso a paso, no te lo pierdas.

Ingredientes:

  • 1kg de carne picada de pollo
  • 4 dientes de ajo
  • 1 cebolla
  • 1 pimiento verde
  • miga de pan (o 1 rebanada de pan de molde sin la corteza)
  • leche
  • 2 huevos
  • 30g de pan rallado
  • 1 puñadito de perejil picado
  • 1/2 cucharadita de comino molido
  • 800g de tomate triturado
  • Caldo de pollo
  • harina
  • orégano seco
  • sal y pimienta
  • Aceite de oliva

 Preparación paso a paso

En un recipiente lo suficientemente amplio iniciaremos con la mezcal de la carne del pollo picada agregándole el ajo debidamente pelado y cortado finamente, además de la cebolla, los huevos y la miga de pan bien empapada en leche, sin olvidarse también de agregar perejil al gusto, comino, sal y pimienta.

Mezcla los ingredientes hasta lograr una mezcla homogénea.

Procedemos a formar las albóndigas a modo de bolitas no muy grandes.

Para freírlas preparar el aceite y cuando este bien caliente pásala las albóndigas por harán e introdúcelas para que se friten debidamente, logrando una contextura crocante, para ello necesitaras que la cocción se realice a temperatura alta y a corto tiempo, siendo la idea la de fritura solo la cascara de las albóndigas ya que posteriormente procederemos a la cocción delas mismas en la salsa de tomate.

Para prepara la salsa de tomate, en una sartén coloca un chorro de aceite, calienta a fuego medio, añade el ajo, la cebolla y el pimiento picados  previamente, salpimienta al gusto y deja que por un término de 10 minutos se cocine, evitando que se pequen.

Pasado este tiempo añade el tomate triturado, deja cocina a fuego medio por unos 20 minutos más hasta que la salsa espese.

Añade un poco de caldo de pollo para que la salsa quede un poco liquida e introduce las albóndigas, deja cocinar por 10 minutos más y listo.

Procede a emplatar y decorar.