La mantequilla de maní es un producto más que delicioso muy benéfico para el cuerpo humano, un alimento propio para una dieta equilibrada, pues a diferencia de los que muchos piensan la mantequilla de maní no contiene los niveles de grasa que suelen tener productos como este, pues por el hecho mismo de ser mantequilla de maní su contenido graso es principalmente monoinsaturado y equiparable al del aceite de oliva.

La preparación casera en muy fácil de desarrollar a continuación el proceso pasó a paso.

Ingredientes:

  • 2 tazas de maní
  • 1 cucharada pequeña de aceite vegetal
  • 1/2 cucharadita de azúcar o miel
  • 1 cucharadita y media de melaza, miel o azúcar morena
  • sal

Preparación:

Antes de tostar el maní, pásalo por agua y sécalo debidamente, esto con el fin de retirar alguna suciedad sobre el mismo.

En una sartén a fuego lento pásalo por un tiempo de 15 minutos hasta que quede bien tostado, sin olvidar remover constantemente para que no se queme.

Posteriormente deberás pelarle, retirando toda la cascara que recubre sus pepas.

Por consiguiente en la licuadora procésalo junto al aceite la miel y la sal hasta que la mezcla quede totalmente homogénea, suave y cremosa.

En un recipiente podrás guardarle en la nevera para que sea usada en el desayuno si prefieres, para untar con bananos, galletas o incluso malteadas

Y si eres de las personas que busca aumentar la masa muscular no dudes ni u instante en hacer provecho de tan deliciosa preparación, si bien, es un alimento perfecto para dicho fin. Infórmate más aquí calistenia.net/masa-muscular/

Dejar respuesta