Una de las comidas más apetecidas y más esperadas en la mesa por muchos son los postres, ese bocadito que por lo general se caracteriza por su sabor dulce y que se sirve al final de la cena o como elemento principal en la merienda o desayuno para pasar el sabor salado de la comida anterior y para generar aporte de energía necesaria para el desarrollo del diario vivir de cada persona; este plato además de ser delicioso es muy variado, si bien puede ir desde una preparación sencilla, elementos básicos que no requieren elaboración (frutas de todo tipo) hasta otras de mayor complejidad (flanes, tortas o masas) pero en general postres fáciles de hacer, de ahí que nadie tendrá excusa de no incluiros en su alimentación,

Como se mencionó anteriormente hay muchas clases de postres, sin embargo unos más fácil de preparar que otros, los crepes son ejemplo claro de ello, postre tradicional de Francia, muy conocidos por todo el mundo quizá debido a su fácil preparación, además por su manejo de sabores, pues bien puede ser salado o dulce dependiendo del gusto del paladar que lo consumirá.

Ingredientes

  • 125 gr de harina
  • sal o azúcar al gusto
  • 2 huevos
  • 300 ml de leche
  • 2 cucharaditas de mantequilla derretida
  • fresas cortadas en láminas
  • 100 gr. de azúcar
  • 2 cucharaditas de zumo de limón
  • 3 tazas de leche
  • 2 cucharadas de natilla

Preparación

En primera instancia, procedemos a la preparación de la masa base del crepe, para ello haremos una mezcla de la harina, la leche, los huevos y la sal o azúcar al gusto, de forma tal que la mezcla quede bien revuelta, totalmente homogénea pero liquida, posteriormente en una sartén caliente se pondrá un poco de la mezcla al termino de que se vea doradita para ser volteada por el otro lado ya lista para el relleno de nuestras fresas.

En el caso del relleno, empezaremos por cocinar las fresas con el azúcar, el limón y media taza de agua durante un término de 4 minutos aproximadamente, luego echamos la natilla, diluida en un poquito de leche, calentamos la que nos queda y la echamos; el paso a seguir será el de rellenar el crepe y si gustas podrás pasarlo por el horno para ser precalentado, para luego ser decorado.

Dejar respuesta